Pequeño LdN


Mati y sus mateaventuras, por Clara Grima Ruiz y Raquel Garcia Ulldemolins

Me llamo Matemáticas, pero todos me llaman Mati, se ve que les da menos miedo y les gusta más. Aunque no me veas, estoy en todas partes y te puedo explicar el porqué de muchas cosas que están a tu alrededor. ¿Me acompañas? Tengo dos amigos muy curiosos, Sal y Ven, son hermanos y dueños de Gauss, el perro más listo de todos los perros. Estos dos amiguitos siempre están preguntando cosas y vendrán con nosotros en nuestras aventuras. Las mates de estas historias son cosa de Clara y los dibujos los hace Raquel.

Y ahora también podéis seguirnos en Mati, una profesora muy particular

Ganador del Premio al Mejor Blog en los premios 20Blogs 2011

Ganador del Premio al Mejor Blog de Educación los premios Bitácoras.com 2011

Ganador del Premio PRISMA 2013 al mejor sitio web de divulgación científica

También estamos en tu librería con Hasta el infinito y más allá

ATENCIÓN: NUEVOS CAPÍTULOS EN NAUKAS

Más de 54 razones para quererte, Culogoma

Clara Grima Ruíz y Raquel Garcia Ulldemolins | 20 diciembre 2013

Hoy es un día un poco triste en este rincón de la red. Mati y sus amigos se mudan y no, a ninguno de ellos les gustan las despedidas. Hay un ambiente extraño en esta casa, es una mezcla de tristeza, emoción, ecos de alegrías, de gritos de entusiasmo, de horas de trabajo, de nuevos amigos, de una nueva vida para todos que hoy cierra un capítulo muy importante, su primer capítulo.

Mati ha llegado la primera para recoger, los niños han ido a pedir cajas a la tienda de Julián. Solo Gauss está para ayudar (¿ayudar?) a la pelirroja a recoger sus cosas de su piso en el Pequeño Libro de Notas. Está cansada, ahí afuera, en el mundo real, las cosas no van muy bien. Hay mucha gente con problemas y a los que gobiernan el mundo en general y este país en particular, no parece importarles. Mati se enfada, sufre, se siente impotente… Mati estuvo hoy en la universidad, es allí donde trabaja y le gusta. Trató de explicar con ilusión teoría de grafos por la mañana y aritmética modular por la tarde. Ha tenido además reuniones, revisiones de exámenes y algún artículo que corregir. Casi no ha comido porque no tuvo tiempo. Ha hecho la compra, ha buscado unas botas nuevas de fútbol para Ven y ha llevado a Sal a su entrenamiento de hockey: cada vez lo hace mejor. Sal, digo. Hoy le duelen especialmente los juanetes.

Pero todo eso se le olvida a la gafotas cuando entra en este piso. Porque desde que entró aquella primera vez en mayo de 2011, ella olvida todo y se deja llevar por las ocurrencias de Sal y Ven. En cada capítulo, un reto, tratar de explicarle a los nenes algo nuevo y chulo de mates. Y cada vez tiene más ilusión, porque cada vez hay más nenes que se asoman a esta ventana, y muchos profes. Mati ha sabido de gente que leen estas historias desde sitios lejanos y se siente acompañada y feliz. En esos momentos, en los que alguien se acerca y le dice “me gustan tus cuentos”, ella se siente fuerte y con ganas de seguir, ¡hasta le desaparecen las canas y el dolor de espalda! Por eso seguirá, en otra casa, con la misma ilusión, pero sin olvidar nunca que fue aquí donde nació esta aventura.

—Tenemos 4 cajas, Mati —dijo Ven resoplando.

—Estupendo —contestó ella —, ponedlas aquí. Así no tenemos que quitarle a Gauss la suya.

—Este perro no está muy normal… —dijo Sal sonriendo parafraseando a su abuela.

—¿Qué hacemos, Mati? —preguntó el pequeño.

—Podéis ayudarme a guardar nuestros premios —respondió ella.

Los tres se dirigieron a la estantería donde guardan sus 3 tesoros. Sal cogió el Bitácoras, Ven el 20Blogs y Mati el Prisma de Bronce, que es muy, muy pesado.

—Jo —empezó a decir el gafotas —, este fue nuestro primer premio, ¿os acordáis?

—Claro que me acuerdo —respondió la pelirroja —. No nos lo podíamos creer.

—Sí, yo me confundía y le llamaba premio Pitágoras, qué loco… —dijo Ven sorbiendo sus moquitos y con la barbilla temblona.

—No pasa nada, Ven —dijo ella —, le podemos llamar Bitácoras-Pitágoras que suena muy matemático.

—Este sí que pesa, madre —resopló el pequeño mientras levantaba el trofeo de los 20Blogs.

—Jo, ese día también lo flipamos en colores —recordó Sal entornando los ojos tratando de evocar el momento en el que recibieron la noticia.

—Bueno, no sé, Ven —intervino Mati —, este Prisma pesa lo suyo.

—Ese debe ser el favorito de Fis —dijo el gafotas —, como tiene la manzana de Newton…

—¡Seguro! —exclamó su hermano.

—La verdad es que en este tiempo que hemos vivido en el Pequeño Libro de Notas —dijo Mati —hemos tenido un montón de suerte con los premios. Pero sobre todo, con los amigos, Fis, Mr. Green, Ot, Ula, Elio, Mandiara, Siriki, Jose, Germán, Gonzalo…

—Y hemos sacado nuestro libro, Mati —añadió Sal señalando a Gauss que traía el libro en la mano dando tumbos con su improvisado tocado de cartón.

—Pero, ¿sabéis qué? —siguió ella —Los mejores premios no pesan nada, son los recuerdos que nos llevamos en nuestra memoria, son las toneladas de cariño de nuestros lectores. Y es que el cariño, es como el saber, ¡y como el jamón ibérico!, no ocupan lugar, siempre tenemos sitio para más.

—¿El rinconcito donde guardamos el cariño es infinito? —preguntó el pequeño.

—Efectivamente, cielo —afirmó ella —. Es infinito.

Mati y los niños siguieron recogiendo hasta conseguir guardar todas sus cosas en las cajas. Ven seguía sorbiendo mocos y las gafotas de Sal estaban empañadas de lágrimas. También las de Mati.

—E benido a vuscaros —dijo Culogoma que acababa de entrar. No escribe muy bien, pero porque es pequeño —¿Nos bamos?

—Vale —dijo Ven arrugando su cara como una uva pasa y sin parar de lloriquear.

—No llores, Ven —dijo Sal con la voz partida —. Estaremos muy felices en nuestra nueva casa, ya verás.

—Claro que sí —dijo Mati —. No es un adiós, es una hasta luego.

—Pero, es que… —respondió el pequeño con gesto de tragedia griega — Yo… he visto cosas que vosotros no creeríais: 18 monedas de chocolate en balanzas más allá de la intuición. He visto botones en un hotel que enloquecían cerca de la Puerta 35. Todos esos momentos se perderán… en el tiempo… como lágrimas en la lluvia. Es hora de partir…

—¡Anda ya, teatrero! —le cortó el gafotas —. Vamos a despedirnos de los amigos de Pequeño Libro de Notas, que me ha contado Culogoma que han preparado una fiesta.

—Nunca entenderás mis sentimientos, gafotas —protestó Ven aún con cara de acontecido.

—Si llegamos tarde se acabará el chocolate, Ven —respondió Sal con un guiño.

—¡Vamos, vamos! —dijo el pequeño saliendo tirando de su hermano.

Mati suspiró, sonrió, soltó la última lágrima y susurró “gracias”.

Mientras tanto, Gauss y Culogoma intercambiaban sus coordenadas.

FIN

Este es el último capítulo de Mati y sus mateaventuras en el Pequeño Libro de Notas.

Como dice el título del mismo, tenemos muchas más de 54 razones para adorar este sitio, para querer a su mascota, Culogoma.

No nos vamos del todo, apareceremos pronto por otra casa. Pero, sí, da mucha penita, no vamos a disimular.

Solo queremos dar las gracias a Alberto, por llamarnos, a Marco por acogernos y, sobre todo, a Óscar por ayudarnos a que esta aventura saliera por esta ventana cuando tocaba. MUCHAS GRACIAS POR TODO.

Y aunque hoy suena todo un poco triste, nos vamos felices y con el corazón lleno.

Lo hemos pasado muy bien. Muy bien. Y podemos decir, sin exagerar ni un poco, que esta aventura nos ha cambiado la vida, a mejor, a mucho mejor.

Buena suerte, Alberto, Marco y Óscar.

Hasta siempre, Culogoma.

Clara y Raquel


Comentarios

  1. Alberto [dic 20, 11:35]

    Muchas gracias Clara y Raquel, Raquel y Clara, por tantas ideas, por tantas explicaciones, por tantas preciosas ilustraciones, por tantas sonrisas y alguna que otra lagrima (como hoy), os deseo que en vuestra nueva casa seáis al menos la mitad de felices que en esta casa de la que hoy os mudáis.

  2. MAngeles [dic 20, 22:56]

    No he podido leer todas las entradas con toda la concentración que me hubiera gustado. Pero desde aquél soldado hasta este …hasta luego… han desfilado muchas historias, mucho conocimiento, que han logrado “enganchar” a mucha gente a este mundo tan fascinante de las mates.

    Seguro que desde vuestra nueva casa seguiréis regalando otros divertidos, fascinantes, interesantes y útiles mate-cuentos.

    Y eso que yo no digo palabrotas: … me habéis hecho llorar :-(

  3. Dani [dic 26, 12:35]

    Se despide aquí el blog que me hizo volver a amar las mates tras años de haberlas abandonado. Gracias a él, he conocido a sus maravillosas autoras, que cuentan espléndidas historias que ilusionan y enseñan.

    Gracias por estas 54 visitas a vuestro mágico mundo y os envío 54 elevado a 54 elevado a 54 abrazos y besos :-)

  4. Alejandro [dic 27, 06:08]

    llegué desde gaussianos hace unos meses, y ya me había puesto al día con todas las notas, uff como las voy a extrañar! no se rindan, la única lucha que se pierde es la que se abandona. Un abrazo desde Argentina

  5. prensa [ene 22, 13:43]

    i Love equipo de fútbol de la Argentina también quiero mucho maradona … le estoy esperando la FIFA 2014 y la esperanza de la victoria Argentina …

  6. Aida Ivars Rodríguez [feb 18, 10:32]

    Gracias por tantas experiencias divertidas y emocionantes.

    Sería un gozo para vuestros lectores que nos facilitarais el descargar en pdf todos los cuentos de Mati. Así podríamos leeros en dispositivos sin internet. Se me ocurrió esta idea al conocer los cuentos de AEMET: http://www.aemet.es/es/conocermas/recursos_educativos/cuentos_infantiles

    Os seguiremos allá donde publiquéis. Sois maravillosas.

  7. abel [mar 1, 20:57]

    Ventura me a gustado mucho este libro

  8. Guarderia el Vendrell [mar 24, 21:21]

    Muchas gracias por aportarnos tantas ideas. Desde nuestro centro agradecemos que haya tanta información en esta página web.
    Nos es de mucha utilidad y lo podemos aplicar constantemente.

  9. Vota tu Profesor [may 6, 03:04]

    Guau! que gran trabajo, que de ideas!

  10. Elena Sánchez [ago 21, 13:26]

    Tengo 7 años y estos cuentos me encantan
    Me podrías contestar?
    Gracias Clara

  11. GREGORIA LAURA FLOREs [sep 16, 14:36]

    Excelente forma de enseñar las matematicas

  12. artemio portal cóndor [sep 21, 03:15]

    Es lo maravilloso que se puede descubrir de la matemática es necesario continuidad, sigamos aportando más en al mejor practica de la matemática.

  13. Ana Maria [sep 21, 05:44]

    Es muy interesante conocer esta forma de enseñanza a través del cuento
    los niños se divierte gracias por el aporte que nos servirá de mucho.

  14. Georgi [may 4, 10:28]

    BUENO EMPEZE A LEER HOY VUESTRAS HISTORIAS A LAS 10:29 Y ME ENCANTAN PUEDEEEN HACER CONTINUACIONES?¿

    gracias por atenderme atentamente una chica de 14 años la semana que viene cumplo 15 ;D

  15. Georgi [may 4, 10:31]

    PD: hola vuelvo a ser yo las enseñare a mi primo de 4 añitos gracias ahora si me despido chauu

    pueden esecribir sobre un tema que trate sobre el anti-bullyng o la adolescencia con todos mis respetos les agradeceria mucho saben vivo en un pequeño mundo de depresiones

  16. Juan Varela [ene 16, 02:37]

    Me encanta tu forma de explicar las mates! La voy a compartir con mis hijos!

    Gracias.

  17. esperanza [jul 4, 05:18]

    Buenas noches-
    Soy docente de matemáticas y uso sus cuentos porque me parecen maravillosos. Deseo poder tenerlos todos en formato PDF. ¿Por favor me indican cómo hacerlo?. Gracias

Deja un comentario

Recordar

Sobre Pequeño LdN



Archivo:

  • Listado de números
  • Mostrar columna

Créditos:

Un proyecto de Libro de notas

Dirección: Óscar Alarcia

Licencia Creative Commons.

Diseño del sitio: Óscar Villán

Programación: Juanjo Navarro

Mascota e ilustraciones de portada: Antonio G. de Santiago

Desarrollado con Textpattern


Contacto     Suscripción     Aviso legal


Suscripción por email:

Tu dirección de email: