Pequeño LdN


El Profesor Burro, por Miguel Ángel López y Cristina Díaz

El profesor Burro lleva muchos años dedicado al mundo de la enseñanza. Por sus clases han pasado los mejores asnos, tarugos, borregos, alcornoques, zoquetes y zopencos. Y todos ellos sin aprender absolutamente nada.
Sus lecciones en Pequeño Libro de Notas, te ayudarán a suspender mejor todas las asignaturas y a olvidarte de todo lo que ya has aprendido.
El profesor Burro es obra de dos de sus alumnos preferidos: Miguel Ángel López (muy amigo de El Hematocrítico)
y Cristina Díaz (que nunca atendía en clase porque siempre estaba haciendo dibujitos).

Hoy estudiamos: La prehistoria

Miguel Ángel López y Cristina Díaz | 16 abril 2011



Hace miles de años…

La prehistoria es el período que está entre la preprehistoria y la historia. Hace miles de años, los hombres estaban en un estado mucho más primitivo y vivían una vida muy parecida a la de los animales. ¿Cómo era la vida en esa época?

¿Dónde vivían? Se vivía en cuevas, lo que era muy incómodo. Tenía bastantes desventajas…no tenían luz, ni agua caliente, ni plaza de garaje, ni calefacción, ni aire acondicionado, ni ventanas, ni puertas. Lo que sí tenían eran osos salvajes, leones asesinos y guerreros enemigos / inquilinos potenciales de la vivienda. Eso sí, no había que pagar el alquiler. Con lo cual, mejor que ahora.

¿De qué se alimentaban? Tenían una alimentación muy variada, siempre con un elemento común: el animal crudo. Desde peces crudos a mamuts crudos pasando por lobos crudos. Todo esto cambió cuando se descubrió el fuego. Eso revolucionó completamente su alimentación, y ya pasaron a comer animales carbonizados. Cuando los cavernícolas salían a buscar animales crudos, a veces se llevaban una sorpresa al hacer un importante descubrimiento filosófico. Un simple tropiezo les hacía llegar a tener una revelación asombrosa: ¡Ellos también eran animales crudos, en el fondo!.
Solían reflexionar eso mientras un tigre dientes de sable saboreaba su fémur.

¿Cómo se vestían? Fatal. En este estado tan primitivo, el hombre no sabía que no se podían mezclar las rayas con los cuadros y llegaba incluso a vestir pieles de animales marrones con pieles de animales negros.

¿Tenían herramientas? Construían utensilios con piedras y palos. Como lanzas, cuchillos, teléfonos móviles con muy poca cobertura y sin el número 3, y televisiones de las gordas antiguas.

¿Les gustaba el arte? En efecto. Decoraban sus cuevas con pinturas de deliciosos, deliciosos animales crudos. Pintaban en las paredes manchándose los dedos con materiales que encontraban por el suelo. Muchas de esas pinturas no han sobrevivido a nuestros días, porque cuando las madres de los cavernícolas les descubrían pintarrajeando las paredes de sus viviendas, solían hacérselas borrar tras una sesión de cachiporrazos.

¿Cómo se desplazaban? A pie, andando, caminando o dando un paseo. Cuando por fin, se inventó la rueda, ya podían ir patinando.


Comentarios

  1. Marta Bao [abr 16, 22:20]

    Y según tú, ¿ cuándo se inventó el carro ? ¿ Cuándo querían ir varios ?

Deja un comentario

Recordar

Sobre Pequeño LdN



Archivo:

  • Listado de números
  • Mostrar columna

Créditos:

Un proyecto de Libro de notas

Dirección: Óscar Alarcia

Licencia Creative Commons.

Diseño del sitio: Óscar Villán

Programación: Juanjo Navarro

Mascota e ilustraciones de portada: Antonio G. de Santiago

Desarrollado con Textpattern


Contacto     Suscripción     Aviso legal


Suscripción por email:

Tu dirección de email: