Pequeño LdN


Pequeño Editorial, por La redacción

Carpe diem

La redacción | 21 enero 2012

¡¡¡HOLAA!!!

Hoy he estado viendo en internet un montón de videos en los que salen niños muy pequeños haciendo cosas extraordinarias.

Cuando yo era pequeñito, como la mayoría de la gente, no había nada en lo que destacara. No era el mejor en nada, ni tampoco era el peor en nada. Simplemente estaba ahí, en el medio, con el montón.

No es que destacar sea importante. Yo era muy feliz estando en mi montón, sin llamar la atención, sin que nadie esperase nada de mí. Pero hoy, cuando veía videos de niños haciendo cosas asombrosas, me di cuenta de que podría haber aprovechado mejor mi infancia.

Nunca hice el castillo de cartas más grande del mundo, ni siquiera el más grande de mi barrio. Ni reuní la mayor colección de chapas, ni de conchas marinas. No recuerdo haber hecho nada que me hiciese el mejor en nada, ni el primero, ni el segundo de la clase en ninguna actividad.

Hay muchas personas mayores que hacen cosas increíbles, por experiencia, a fuerza de practicar. Pero, ¿cómo es posible que haya por ahí niños que con 4 años tocan algunos instrumentos mejor de lo que podría tocar (por ejemplo yo) después de 130 años ensayando? ¿Debería haber empezado pronto a practicar algunas de mis aficiones actuales (tocar la trompeta, saltar a la comba, bailar charlestón…)?

Ya no soy un niño, y sigo sin ser el mejor clarinetista del mundo, ni el mejor domador de fieras, y no me importa mucho. Pero sí que me gustaría saber tocar el clarinete, un poco, aunque fuese mal. Me encanta el clarinete, y ni siquiera sé por qué lado se sopla (¿o se aspira?).

No es importante destacar. ¡Qué más da! Lo importante es estar tranquilo y estar feliz con uno mismo, y que nuestros seres queridos estén bien. Qué más dará si se es o no el mejor en nada…

Pero es que… Hoy estaba pensando en esas cosas. Y me hubiera gustado aprender a hacer algo cuando era pequeño. Entonces, aunque ya no sea tan pequeño, me he ido corriendo a la calle, y me he comprado una flauta. Una que parecía fácil de tocar, y espero aprender pronto a componer mis primeras canciones. Cuando tenga 40 ó 50 años, espero haber aprendido a tocarla, y demostrarle al mundo que soy uno de los mil mejores intérpretes de mi instrumento.

Intentad aprovechar bien el tiempo, que sé que muchas veces se os va todo mirando la pantalla de la tele o del ordenador, y ¡ese tiempo no se recupera nunca!


Comentarios

  1. Raquel [ene 21, 17:33]

    Qué bueno empezar el día leyendo algo así. Me ha encantado :)

Deja un comentario

Recordar

Sobre Pequeño LdN



Archivo:

  • Listado de números
  • Mostrar columna

Créditos:

Un proyecto de Libro de notas

Dirección: Óscar Alarcia

Licencia Creative Commons.

Diseño del sitio: Óscar Villán

Programación: Juanjo Navarro

Mascota e ilustraciones de portada: Antonio G. de Santiago

Desarrollado con Textpattern


Contacto     Suscripción     Aviso legal


Suscripción por email:

Tu dirección de email: